INSUFICIENCIA RENAL CRONICA (IRC)

INSUFICIENCIA RENAL CRONICA (IRC)

El riñón es el principal órgano excretor de los vertebrados. Sus principales funciones: Filtrar los productos metabólicos de desecho (“limpiar la sangre”), mantener el equilibrio de los electrolitos o minerales (sodio, potasio..) y evitar su acumulación , regular el contenido de agua en sangre controlando así la presión arterial. Destacar su función endocrina interviniendo en la formación de hormonas que participan a su vez en la formación de los glóbulos rojos y de la vitamina D. Si el riñón no funciona no se forma  la vitamina D y en consecuencia el calcio  no se absorbe adecuadamente repercutiendo negativamente en la salud ósea.

La insuficiencia renal crónica se caracteriza por la pérdida de la funcionalidad del riñón de forma progresiva e irreversible disminuyendo su capacidad para desempeñar las funciones descritas. Si la enfermedad empeora las consecuencias son obvias, una elevada cantidad de desechos, líquido y minerales se acumula en sangre desarrollando complicaciones como presión arterial elevada, anemia (se compromete la formación de glóbulos rojos), huesos débiles (falta de calcio y vitamina D), malnutrición y daño de los nervios. También aumenta el riesgo de padecer insuficiencia cardiaca (debido a la acumulación de potasio) y vascular.

Etiología: Las principales causas son la diabetes (nefropatía diabética: al acumularse glucosa en sangre la irrigación del riñón se ve comprometida no llegando sangre suficiente deteriorándose éste lentamente) y la hipertensión (que como se puede observar puede ser tanto causa como consecuencia). Otras posibles causas: cálculos renales, infecciones urinarias, lupus…

Sintomatología: Cansancio, astenia (a consecuencia de la anemia), huesos débiles, problemas de concentración, falta de apetito, calambres, pies, tobillos y ojos hinchados (por la retención de líquido).

Diagnóstico: Se detecta con el aumento de Creatinina en sangre. Otro parámetro utilizado, tasa de filtrado glomerular (TFG) el cual nos da información en cuanto a la evolución de la enfermedad, en qué fase o estadío se encuentra. A medida que el riñón se deteriora su capacidad para filtrar disminuye reduciendo así el índice de filtración:

1)       Riñón no dañado e índice de filtración normal:   TFG: > 90

2)       Riñón dañado ligeramente y disminución ligera de  filtración :    TFG: 60-89

3)       Riñón dañado moderadamente y disminución moderada de filtración:  TFG: 30-59

4)       Riñón dañado severamente y disminución severa de filtración:  TFG: 15-29

5)       Fallo permanente del riñón, necesario trasplante o diálisis:  TFG: < 15

 

TRATAMIENTO DIETETICO: DIETA EN FASE PREDIALISIS

Se debe informar al paciente con IRC que el tratamiento dietético será distinto en función a la terapia sustitutiva que reciba (trasplante o diálisis) y que las pautas en la fase prediálisis son provisionales. La alimentación en esta fase de prediálisis se deberá ir adaptando a la funcionalidad del riñón de tal manera que cuanto más dañado esté y menor sea su eficacia más estricta será la dieta pues cuanto más deteriorado se encuentre menos debemos hacerlo trabajar. Ello impone la necesidad de la restricción de nutrientes pero no todos por igual cobrando especial protagonismo los más perjudiciales: PROTEINAS Y FOSFORO. Estos deben restringirse incluso en estadíos iniciales, no así el resto: líquido, sodio y potasio; si debemos restringirlos o simplemente controlarlos dependerá de lo perjudicado que se encuentre el riñón y de las complicaciones que el paciente presente (hipertensión, edemas, hiperpotasemia…).

Para llevar dichas recomendaciones nutricionales a la práctica el paciente debe conocer cuales son sus fuentes alimentarias evitando aquellos alimentos ricos en proteinas, fibra y minerales, nutrientes que como ya se ha comentado son los más perjudiciales en esta enfermedad. Para ello se adjunta “recomendaciones en consumo de alimentos” así como la tabla 1 con los alimentos que se deben aconsejar y aquellos que se deben evitar por su contenido en dichos nutrientes.

Recomendaciones en consumo de alimentos:

  • Carnes magras y pescados (ricos en proteinas y fosforo): máximo 100 g al día. Puede sustituirse 50 g por un huevo.
  • Productos lacteos (ricos en proteinas y fosforo): 1 o 2 máximo al día. Alternar una taza mediana de leche con un trozo de queso o yogur.
  • Pan, cereales y pastas (alimentos ricos en carbohidratos) se deben recomendar LOS NO INTEGRALES debido a su alto contenido en fosforo y potasio. Los azucares refinados (carbohidratos simples) se deben reducir en caso de diabetes.
  • Legumbres (ricas en proteinas): deben consumirse con mucha moderación siendo necesaria la restricción de soja y derivados (de todas las legumbres es la más rica en proteinas,  50% de su contenido).
  • Verduras y hortalizas (ricas en fosforo, potasio y sodio): No debemos eliminarlas de la dieta pero sí recurrir a técnicas culinarias que permitan en lo posible la disminución de dicho contenido en minerales: Si se ingieren en crudo remojo un mínimo de 12 horas. Si son cocidas dar 2-3 hervores cambiando el agua. Sí será necesaria la restricción de algunas de ellas por su alto contenido en los tres minerales: brócoli, acelgas y espinacas.
  • Agua: No superar el volumen de orina que se elimina + 500 cc. Agua, infusiones y caldos suaves.
  • Sal: Evitar alimentos con alto contenido en sal: productos en conserva, salmuera, embutidos..La sal de mesa debe restringirse sustituyéndose por hierbas aromáticas y especias.
  • Frutos secos. Evitar su ingesta por su alto contenido en fosforo y potasio.
  • Grasas: Indicadas las vegetales y grasas de pescado. Evitar al máximo las animales.

 

Tabla 1. Alimentos y bebidas aconsejados y que se deben restringir (consumo ocasional) en predialisis:

Grupos  Alimentos aconsejados Alimentos desaconsejados
Lacteos Leche semidesnatada y yogur Quesos grasos, nata, leche condensada
Carnes, derivados y huevos Carne magra de ternera, lomo de cerdo, pollo, pavo, conejo, huevos o solomillo Embutidos grasos, patés, vísceras y mollejas, conservas cárnicas
Pescados y marisco Pescado blanco y azul en general Pescados ahumados y salazones y conservas de pescadoMarisco y crustáceos
Cereales Pan blanco, arroz, pasta, fideos Todo tipo de productos integrales y cereales desayuno, preparados comerciales
Verduras y hortalizas Todas a excepción de las indicadas en desaconsejadas Sobre todo: brócoli, acelgas y espinacas (ALTO CONTENIDO K, P, Na).Puerro, apio, endivias, champiñón, remolacha, rabano, aceitunas y patata (alto contenido en potasio)
Frutas Todas en forma natural a excepción de las indicadas en desaconsejadas Por su alto contenido en potasio: plátano, aguacate y uvaOtros: albaricoque, granada, cerezas, kiwi
Grasas Aceite de oliva o semillas, mahonesa casera Mantequilla, margarina, mantecas, salsas comerciales
Azucares Azucar de mesa, miel o mermelada en caso de no diabetes o hipertrigliceridemia Pastelería y dulces comerciales, chocolate y cacao
Bebidas Agua, infusiones, caldos suaves y desgrasados, te, café e infusiones suaves Licores o destilados, café muy fuerte, caldos comerciales o caseros sin desgrasar, bebidas para deportistas

 

En caso de necesidad de restricción de potasio, seguir estos siete puntos:

1)       Verduras, hortalizas y legumbres se trocearán y se pondrán en remojo la noche anterior , se cambiará el agua varias veces. Se elimina el 75% de potasio.

2)       Los alimentos cocidos se cocerán tres veces con agua nueva.

3)       No aprovechar el agua de cocción para salsas y sopas ni tampoco el agua de hervir las frutas.

4)       No tomar el almíbar de las frutas y compotas.

5)       Evitar frutos secos, chocolates y bebidas carbónicas.

6)       No tomar más de una pieza de fruta al día, evitando los cítricos (kiwi), plátano, ciruelas y aguacate.

7)       No consumir productos integrales por su alto contenido en fosforo y potasio.